CUANDO AMLO MANDÓ “DESPEDIR” A LA TITULAR DEL IFAI POR PEDIRLE TRANSPARENCIA

En varias ocasiones, y no sólo en este espacio, hemos asegurado que todo aquél que señala o crítica al presidente Andrés Manuel López Obrador o alguien cercano a él, se encuentra en la cuerda floja de su cargo público.

El gobierno de López Obrador es identificado por “ser austero”, “transparente” y “tomar en cuenta primero a los pobres”, se ha encargado de quitarle dinero a las instituciones para usar ese recurso en programas sociales, porque según él, se evita el gasto superfluo, de los cuales muchos funcionarios se aprovechaban.

Pero definitivamente el tema de la transparencia y la rendición de cuentas, han sido uno de los más incómodos para el gobierno de López Obrador. La opacidad que ha mantenido AMLO en diversas acciones políticas en cuanto a la transparencia de recursos públicos, se ha registrado en diferentes momentos de su trayectoria.

Uno de ellos, se dio cuando López Obrador fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, y junto con el empresario José María Rioboó, intentó clasificar como reservados los contratos relativos respecto con la información del segundo piso del Periférico.

Cuando la excomisionada del entonces Instituto Federal de Acceso a la Información(IFAI), María Elena Pérez-Jaén Zermeño, señaló que López Obrador ocultó información sobre dicha obra, la bancada del PRD en la Asamblea Legislativa Local — por órdenes de AMLO– se encargó de destituirla.

Pérez-Jaén Zermeño tuvo que recurrir a la Suprema Corte y le ganó la batalla legal a  AMLO, dado que el Poder Judicial ordenó su reincorporación al frente del instituto de transparencia capitalino.

“Nosotros en su momento sacamos a flote que López Obrador estaba ocultando la información de la construcción del segundo piso a través del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación (FIDEMIC), se negaban a dar la información. Aquí hay temores porque están mandando señales muy duras para el tema de la transparencia, a Andrés Manuel no le gusta la transparencia y parece que ya hay una iniciativa para reformar la Ley General de Transparencia para restar autonomía a los institutos de transparencia”, comentó en el Congreso Municipal de Transparencia “La cultura de la transparencia: ciudadanía participativa y gobiernos proactivos” en 2018.

Otro ejemplo, fue el de su paso por la dirigencia de Morena entre noviembre de 2015 y diciembre de 2017, cuando ni siquiera actualizó el directorio y prácticamente no dio a conocer información precisa sobre diversas acciones que por ley debía hacer públicas.

Que bien que no ceda a la intimidación si su consciencia está tranquila. Importante recordar las tácticas de AMLO: intimidación, división social y económica, denostar, acusar, quejarse, victimizarse. Entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *