LIVERPOOL GANA LA SUPERCOPA AL VENCER AL CHELSEA EN PENALES

  • Por primera vez en la historia una árbitra se encargó de dirigir una Final masculina de UEFA.

La supremacía de Europa disputada entre Liverpool y Chelsea por la Supercopa fue tan pareja que tuvo que ser definida en penales a favor de los Reds, después de un empate 2-2 en 120 minutos.

Un acierto del portero Adrián tras el cobro del delantero Tammy Abraham selló el triunfo 5-4 en tiros desde los once pasos para el Liverpool que volvió a ganar este trofeo 14 años después. Respecto al juego, fueron 120 minutos de alto nivel, con polémicas, goles y emociones en todo momento. Polémico resultó el remate de chilena de Sadio Mané a los 5 minutos ya que el defensa Andreas Christensen metió la mano al balón.

Sin embargo, la árbitra Stephanie Frappart consideró que no era penal a pesar de los reclamos. El duelo siguió con sus respectivas jugadas de peligro hasta que Chelsea tomó ventaja con un gol del delantero francés Olivier Giroud, quien resolvió con un disparo cruzado una jugada creada por el talento del mediocampista Christian Pulisic.

Y es que el jugador estadounidense tomó un balón adelante del medio campo y rodeado de jugadores rojos mandó un pase al área, tan preciso que Giroud solo tuvo que definir el 1-0.

El propio Pulisic había hecho una jugada individual con todo y pase a la red a los 39 minutos, pero el golazo fue anulado por fuera de lugar. No fue el único tanto anulado por un caso similar, pues al 82’ el mediocampista Mason Mount también le fue anulado su tanto. Parecía que el Liverpool sufriría para batir a los Blues del técnico Frank Lampard, pero el segundo tiempo cambió todo.

Apenas se jugaba el minuto 46 cuando Firmino ganó un rebote en el corazón del área. El mediocampista brasileño punteó el esférico entre el portero Kepa y un defensa y dejó el balón a Sadio Mané que empujó el esférico a las redes para el 1-1.

También fue una tarde redonda para el guardameta Kepa quien intervino en disparos del delantero Mohamed Salah, el mediocampista Jordan Henderson y la más espectacular fue un remate del defensa Virgil Van Dijk a escasos metros de la portería al 74’. Sin embargo, Adrián se llevó las palmas porque en tiempo extra atajó el disparo de Pedro a media altura con potencia.

Y fue justo en tiempo extra donde llegaron los otros dos goles del encuentro. El primero fue la ventaja de los Reds a los 94 minutos gracias a un remate de Sadio Mané a pase diagonal de Firmino.

Cuatro minutos después el arquero Adrián cometió falta sobre Abraham en el parea y se decretó penalti. El mediocampista Jorginho se encargó de patear y consiguió el 2-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *