TURBULENCIA FINANCIERA LLEVA A LA BOLSA MEXICANA A LA BAJA

Compartir
  • El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) perdió 2.09% y ligó su cuarto día consecutivo con caídas.

La Bolsa mexicana cayó este miércoles a un nivel no visto desde 2014, arrastrada por la turbulencia financiera en los mercados globales.

Al cierre, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) perdió 2.09 por ciento, es decir, 826 puntos, que lo ubican en las 38 mil 650 unidades, mientras que, el FTSE BIVA retrocedió 1.92 por ciento, a los 793 puntos.

Este fue el cuarto día consecutivo con un cierre a la baja para la Bolsa.

En el año, los referentes accionarios acumulan una caída ligeramente superior al 7 por ciento y encabezan las pérdidas entre los índices de la región.

Este miércoles, solo los títulos de Banregio registraron un avance marginal de 0.01 por ciento. Todos los sectores de la muestra cayeron, liderando los negativos el sector industrial, servicios públicos y de comunicación.

Los títulos que encabezaron los rojos fueron los de Alfa, que perdió 8.88 por ciento. Le siguieron Grupo Televisa, Grupo Aeroportuario del Pacífico y Kimberly Clark de México.

Los inversionistas en el mercado local centraron su atención en la decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico).

El consenso de analistas consultados anticipa una decisión dividida por parte de la Junta de Gobierno del Banco Central el jueves, aunque con una resolución en el sentido de mantener la tasa.

En Estados Unidos, los índices en Wall Street cayeron, a medida que el mercado de deuda gubernamental estadounidense envío señales de una posible recesión a los inversionistas.

El promedio industrial Dow Jones perdió 3.05 por ciento o el equivalente a 800.49 puntos, que lo ubican en 25 mil 479 unidades; el S&P 500 cayó 2.93 por ciento o 85.79 enteros, a las 2 mil 840 unidades, y el tecnológico Nasdaq descendió 3.02 por ciento o 242 puntos, a las 7 mil 773 unidades.

Los inversionistas optaron por activos considerados ‘de refugio’ tras la inversión de la curva de rendimientos entre los bonos del tesoro a 2 y 10 años, situación que no ocurría desde 2007, después de que datos económicos débiles en Alemania y China aumentaron los temores de una recesión de la economía global.

Del otro lado del continente, la curva de rendimientos de los bonos del Reino Unido se invirtió por primera vez desde 2008.

Carlos Mena, director de Banorte Securities explicó que considera que esta vez la inversión de la curva de los bonos es diferente a otras.

“Nunca habíamos tenido una inversión de la curva con ese volumen y esa realidad de tasa negativas. Tuvimos tasas bajísimas en Japón por más de dos décadas, pero lo que esta pasando en Europa no existía”, señaló.

“La probabilidad de recesión se retroalimenta a partir de esa percepción y no me sorprendería ver una curva de bonos del tesoro donde la tasa estuviera en 1 por ciento a fin de año”, agregó el especialista.

Entre las economías que se han visto afectadas por la guerra comercial con EU se encuentra la misma China, cuya actividad industrial creció a su menor nivel en 17 años en julio, mientras que las ventas de tiendas minoristas y activos fijos subieron menos de lo esperado. En tanto la economía alemana se contrajo en el último trimestre.

El sector que encabezó las caídas fue el energético, que tropezó 4.12 por ciento, seguido del financiero, el de materiales y el de productos de consumo.

Mientras que el petróleo también se deslizó ante la perspectiva de una menor demanda a nivel global tras los decepcionantes datos de China y Europa. El WTI en Nueva York perdió 3.56 por ciento a los 55.07 dólares por barril. Mientras que, el Brent cayó 3.31 por ciento a los 59.27 dólares.

El ganador de la jornada fue el oro, que avanzó 0.85 por ciento por encima de mil 1500 dólares a media que crecen los temores de una recesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *